sábado, 20 de noviembre de 2010

De profesión.......Maestro


Hoy Día Universal de la Infancia, me gustaría narraros los momentos más bonitos que tiene esta linda profesión, que es la ser maestro.

Nuestro trabajo se basa en varias cosas, primero en la ilusión, segundo en la constancia y tercero en la comprensión.

Ilusión por hacer, por enseñar y por aprender de ellos que tienen muchas cosas que enseñarnos.

Constancia en el trabajo, en nuestro esfuerzo para alcanzar los objetivos propuestos, modifcándolos si hace falta, adaptándolos al ritmo de aprendizaje de cada niño.

Y por último de comprensión, ya que cada niño, cada alumno en diferente, necesita cosas diferentes, motivaciones diferentes y eso requiere de una mente abierta que sepa ver, analizar y comprender lo que ocurre con los alumnos.

Podría hablar de más aspectos que forman parte de nuestra labor, pero prefiero quedarme con los tres anteriores.

Cada Lunes por la mañana me levanto pensando en las cosas que hay que hacer esta semana, en las cosas que tenemos programadas, pero un Colegio, el trabajo de un maestro con niños, tiene altos porcentajes de sorpresas, de sustos, de alegrías y de disgustos.

Cada momento con ellos es mágico, pues está el que se porta mal y tienes que corregirlo, el que te abraza todas la mañanas cuando llega al Colegio, los pequeños que te felicitan por tu cumpleaños todos los días, a pesar que tu cumple fue hace ya dos semanas, el que tiene un problema y ves como tu actitud con él le consuela, el que sufre un caída y te busca para que le cures..................... ¿Es mágico o no?, si claro que si, cada día diferente, cada día abrimos una caja sorpresa en la que todas las emociones, los sentimientos están a flor de piel.

Trabajar con niños es muy gratificante, aunque haya momentos tristes y en ocasiones duros, pero la sensación de ver a un niño que aprende a leer, que aprende a realizar una operación, que aprende a resolver un conflicto, etc., esa sensación no tiene precio.

Hoy quiero dar mi apoyo a la Infancia por su valor, pero también, permitidme que hoy me sienta feliz de ser MAESTRO.


votar

1 comentario:

Carlos dijo...

Permíteme felicitarte por todo lo que dices en el post, de el se desprende precisamente algo imprescindible, creo, en todo maestr@, ganas de hacer feliz a sus alumn@s y ayudarlos a crecer.
Por supuesto que eres feliz y tus alum@s, seguro que tambien.

Sociable