viernes, 17 de diciembre de 2010

El Maestro y La Navidad


Llegó la Navidad, llegó el final del Trimestre, me gustaría regalaros este post a todos los que nos seguís, a todos los que día a día lucháis en os Colegios porque vuestra voz sea escuchada y valorada en este difícil mundo de la Educación.......

" Había una vez un Maestro que tras estudiar su carrera en la Universidad, fue a parar a trabajar a un pueblo de las llanuras de Castilla. Este maestro comenzó su andadura como maestro en un Colegio Privado de aquella localidad.
Él se sentía feliz y orgulloso de trabajar en un Colegio de aquellas características, con un alumnado más o menos homogéneo, con unos padres muy implicados.

Cada año deseaba que llegara la Navidad, pues los padres y alumnos de aquel Centro eran muy agradecidos con su trabajo y siempre, siempre recibía multitud de regalos.

Cada Navidad se sentía feliz y reconocido por su trabajo, aquellos detalles de los padres le llenaban de satisfacción, pero nuestro maestro había decidido probar suerte en las oposiciones de la Escuela Pública, tras varios intentos un Verano pasado el mes de Septiembre, nuestro maestro lo consiguió, aprobó y tenía que cambiar de destino, de lugar, de colegio.

Tras una triste despedida de sus alumnos y de sus compañeros, el maestro emprendió camino a su nuevo destino, a un Colegio de otra parte del país.

Cuando llegó todo le llamó mucho la atención, las instalaciones, el profesorado, la directora, todo era muy distinto a su anterior trabajo. Nuestro maestro estaba desando conocer a sus nuevos alumnos a sus nuevos padres, ¿le valorarían?, ¿cómo lo aceptarían?.......

Por fin llegó el día en el que los alumnos llegaron al Colegio y pronto el maestro, se dió cuenta de lo diferentes que eran aquellos alumnos de los que había tenido antes, pronto vió como había alumnos con distintos desfases sociales, económicos y culturales.

Nuestro maestro comenzó a investigar su entorno, conoció que era un entorno de humildes padres y madres trabajadores, muchos de ellos procedentes de otros países, y algunos padres con dificultades económicas y laborales.

Convocó su primera reunión, de 25 padres, solo acudieron 6, él, se lo tomo como un fracaso, ¿quizá no confían en mi?, ¿quizá me he equivocado en mis planteamientos?..... La Directora, vió a nuestro maestro muy afligido y decidió animarlo, le comentó que aquello era muy normal y que no se desanimara que lo importante era el trabajo que se hace con los alumnos y alumnas.

Estaba finalizando el Primer Trimestre y el maestro se encontraba ya plenamente integrado en su nuevo Colegio, en su nueva labor, de repente le vino a la cabeza los recuerdos de su anterior colegio, de los agasajos de padres y alumnos, este año no será así, se repetía una y otra vez, para poder evitar crearse ilusiones.

Llegó el día del Festival de Navidad, sus alumnos actuaron magníficamente bien, Juan había evolucionado mucho en la lectura, María en Matemáticas, el nivel del Grupo había subido mucho, estaba satisfecho con su labor.

Al finalizar la fiesta los padres que acudieron se acercaron a él y le deseaban Feliz Navidad, él con cariño se despedía de alumnos y padres, pero regalos este año ninguno.

Cuando recogía los trastos de la clase para poder dejarlo todo listo y marcharse de vacaciones, meditaba sobre las diferencias con su cole anterior, de los agasajos que recibía, pero aquí algún que otro piropo y nada más. Un poquito cabizbajo, colocaba mesas y sillas cuando de repente la directora le llamó, ven maestro, le dijo, él inmediatamente acudió a la sala de profesores, cuando llegó allí, le estaba esperando Laura y su mamá, antes no se habían despedido de él. Laura se acercó y le dió la mano y lo llevó hasta su mamá.

La mamá de Laura, estaba pasando un mal momento, se había quedado sin trabajo, su hija, Laura, tenía problemas de aprendizaje y parecía que todo el mundo se le venía encima.

La mamá se acercó al maestro y le dijo: no quería marcharme de vacaciones sin darte las gracias porque Laura ya ha comenzado a leer, porque viene contenta al Colegio y porque adora a su profe, no tengo mucho que dar, ni que ofrecer, pero entre Laura y yo te hemos hecho este pequeño pastel del chocolate para que lo puedas tomar con tu familia.

Al maestro se le vino el mundo a los pies, aquello le había tocado el corazón, aquello era más de lo que había podido imaginar o desear. Le dió las gracias a Laura y a su mamá y les felicitó las fiestas.

Cuando se quedo a solas, volvió a reflexionar sobre el antes y el después, Laura y su madre le habían hecho sentir sensaciones que no tuvo en el otro Colegio, le habían ayudado a comprender que el mayor agradecimiento a una labor es la que se hace desde el Corazón...........

Queridos maestros seguir trabajando duro, ya que vuestra labor se encuentra alojada en algún rinconcíto del corazón de un niño........

votar

lunes, 13 de diciembre de 2010

El Esfuerzo como Premisa del Cambio


Durante estos últimos días y tras la publicación de los resultados del informe PISA, he leído diferentes artículos en prensa, que según su tendencia política diseccionaban los resultados del informe hacía un lado o hacía otro. Para algunos los resultados eran mediocres, para otros estamos en el aprobado y para el Ministro son unos resultados que han mejorado con respecto a los anteriores y considera que hemos aprobado.

Todos los artículos son válidos, pero de los correos y tweets que he recibido estos días sobre PISA, me quedo con la historia de "Mi Sobrina y PISA" en la que se hace una reflexión sobre el sistema educativo español y el sistema educativo chino, que ha obtenido muy buenos resultados en PISA.

Tras los resultados que hemos leído, visto y escuchado en los medios de comunicación, me queda la ya profunda reflexión de lo que ocurre, pero el artículo que os comentaba antes, ha puesto el dedo en la yaga, lo que falla además del Sistema Educativo es que está desapareciendo una de las virtudes que siempre ha tenido el estudiante, que es el ESFUERZO.

Soy un defensor de aplicar las nuevas tecnologías al aula, pero esa no es la solución, ni el paradigma como algunos lo quieren ver, la solución es revisar porqué se están perdiendo valores como el esfuerzo y el sacrificio, valores que hoy en día se dan en cada vez menos estudiantes.

Antes enviamos deberes a casa para reforzar y mejorar la labor del alumno en el aula, ahora son mal vistos, ahora tanto padres como alumnos se quejan de ellos y algunos pedagogos hablan mal de ellos..........

Si realizas evaluaciones continuas y una semana se acumulan más de un control, ya hay queja generalizada.....

Otro ejemplo claro son los objetivos de los padres, que muchas veces prescinden de programas de apoyo y refuerzo del Colegio, que son gratuitos y que se les ofrecen para que su hijo /a mejore, pero lo rechazan ya que pierde alguna actividad "extraescolar"......

Está claro que tenemos un grave problema en nuestro sistema educativo, algo falla, algo no funciona, pero también es verdad que estamos creando una generación de alumnos en la que hay valores que no se trabajan adecuadamente o que se están perdiendo muy pero que muy deprisa.

El esfuerzo es necesario en todos lo ámbitos de la vida, en todos los ámbitos de la sociedad, pero hoy en día hay que llegar rápido y si me tengo que esforzar poco, mejor.

Los resultados de PISA, nos vuelven a dejar en evidencia, nos vuelven a mostrar que lo que tenemos no funciona, nos dan una nueva bofetada en la cara, pero debemos dejar de mirar hacía otro lado, debemos dejar de pensar que la solución son los ordenadores, las pizarras digitales, etc (que considero que son un recurso muy válido), hay que profundizar más, hay que mirar si la bajada de rendimiento de nuestros alumnos /as, es por culpa del sistema educativo o bien es por culpa de la sociedad en la que los estamos envolviendo.

Mi padre me enseñó que todo cuesta trabajo y que para conseguirlo hay que esforzarse, quizá aquí hay una clave, una premisa para el Cambio.






votar

Sociable