lunes, 31 de enero de 2011

Cada día, un día a estrenar


Este tópico, es muy lógico en Educación, ya que cada día, es un estreno en conocimientos para nuestros alumnos, pero también para nosotros los docentes que no dejamos, día tras día, de sorprendernos por lo que esos contenidos producen en nuestros niños.

La profesión de docente, debe tomarse como un día de estreno, un día motivador, un día el que siempre hay algo nuevo que estrenar, ya sea la sonrisa del niño, la cara de la niña que se da cuenta que entiende un problema o la satisfacción del maestro al ver que ese alumno, al que tanto le costaba aprender una letra, por fin la reconoce.

Es desde este prisma, desde dónde realizaremos nuestras mejores "producciones", ya que la innovación, el cariño, y la dedicación son nuestros mayores tesoros como docentes.

También es intrínseco a nosotros las dificultades, la falta de medios o la falta de apoyo, pero el maestro, sabe superar todo eso y sabe que un paso en su alumno, es una gran paso en su aprendizaje.

Cada día es un nuevo día para el niño, que se enfrenta a nuevas experiencias, nuevas actividades, nuevos conocimientos, hagamos que ese día sea un gran ESTRENO, que a buen seguro nos dará nuevas alas para hacer mejor nuestra labor.

Os dejo con la siguiente reflexión: "No rechaces tus sueños. ¿sin la ilusión el mundo que sería?"Ramón De Campoamor




votar

3 comentarios:

ElenaMo dijo...

Hoy me estreno como "profesora de profesores". Seguiré el consejo...con ilusión.

Anónimo dijo...

Cuando uno se levanta por la mañana, se mira al espejo y se está peinando o afeitando, hay que decir, éste es tu día, hay que hacer algo que aporte algo positivo tanto humanamente como profesionalmente en tu carrera, como hombre y como profesional.

Nos tenemos que dar cuenta que nuestras vidas son simplemente una prueba para ver si pasamos el examen que se crea con nuestras decisiones.

Cómo nos tratamos uno al otro y cómo nos tratamos a nosotros mismos son el examen.

En la profesión de docente la relación es dual: profesional (maestro) – cliente (discípulo) son inseparables e indispensables.

Cuando uno muere es el final de ese examen.

El dinero no será nada, el éxito no será nada, nada será nada si al final tu labor no se te ha reconocido.

¿Lo pasarás este examen sin excusas?

La decisión es tuya.

Anónimo dijo...

RECONOCIMIENTO VERSUS ÉXITO

En la historia de la evolución, las personas que tuvieron éxito pudieron elejir pareja en mayor medida que los demás, sus hijos vivían más tiempo y sus genes acababan siendo mayoritarios en la reserva genética.

Y, sin embargo, son muchos los que no tienen éxito. ¿Porqué?

La primera pista para tener éxito es quererlo.

Fijarse objetivos es imprescindible, pero hay personas que tienen expectativas demesuradas; al no alcanzarlas.

Otras se ponen objetivos por debajo de sus posibilidades, sin alcanzar los niveles de creatividad necesarias para el éxito.

¿A qué grupo pertenezco?

La respuesta a esta pregunta constituye la primera clave para el éxito.

Distinguir entre la concepción geologica y divisoria del tiempo es la segunda pista. Las prisas son malas compañeras del éxito, no tanto porque no dan tiempo para pensar, sino, simplemente, porque estresan.

La tercera pista consiste en compartir ideas. En lugar de predicar todo el rato para que le entiendan a uno. Es fundamental intuir lo que piensan los demás. Aunque pertenezcan a universos distintos o separados.

"Los que más me han enseñado son los que no sabían nada de mi especialidad".

La comunidad científica llama a esta apertura de compartir las ideas de los demás multidisciplinariedad.

Convertir el gusto o la vocación por algo en enamoramiento es la cuarta clave. Es difícil convencer de algo de lo que no se está enamorado.

Las cualidades innnatas sólo se desarrollan cuando a uno le gusta lo que está haciendo.

Los directivos de los departamentos de recursos humanos saben que un equipo sólo funciona cuando está enamorado del proyecto en el que está embarcado.

Persistir en el empeño. En un momento dado, se puede pecar por exceso, seguir insistiendo en el proyecto de uno, cuando no se dan todavía las condiciones necesarias, ni se darán en mucho tiempo, conduce al fracaso.

Pero lo normal es pecar por defecto. Sobre todo las ideas brillantes requieren tiempo para tener éxito. Muy a menudo, nos estamos refieriendo a sugerencias que suponen un cambio mental en los demás, y los cambios mentales son de una lentitud exasperante.

La sexta pista para el éxito consiste en probar y hacer cosas nuevas. Investigar simultaneamente en disciplinas diferentes. En definitiva, estar abierto al conocimiento de las demás cosas y personas.

No intentar saber cada vez más de menos, porque acabaremos sabiendo todo de nada.

La última pista para tener éxito no es realmente una pista. Me refiero a la suerte.

Por ejemplo, puede que no haya llegado el momendo idóneo para que cristalice la demanda de una idea o un producto.
Mala suerte, porque nadie sabe realmente anticipar lo inesperado.

Otra cosa distinta es llegar a la meta después del tiempo fijado.

Aquí no se trata de mala suerte, sino de estar distraído o de no haberse preparado lo suficiente para alcanzar ese objetivo.

Hasta aquí, unas cuantas reseñas y apuntes que he querido aportar durante este fín de semana con todo el cariño.

Espero que les haya sido a los lectores enriquecedoras y de su agrado.

Les dejo con la siguiente reflexión y propuesta:

"La vida no es una serie de acontecimientos azarosos que ocurren de forma intempestiva, sinó más bien un proceso continuado, que puede interrumpirse por causas exteriores que poco tienen que ver con la supuesta buena o mala suerte de una persona en particular".

Así pués,

Cuando os levanteis, pensad en que empezais un nuevo día, y si estáis delante del espejo, afeitando o peinando, deciros, este es mi día, tengo un sueño, una ilusión, un nuevo objetivo, voy a poner ese grano de arena que falta para hacer de éste, un mundo más feliz.

Sociable